09 agosto 2017

Reseña del El grito de los murcielagos jesus carnerero palabras en cadena

El grito de los murciélagos, ese grito (mal) disfrazado de novela negra. Abres un libro y te encuentras dos. Porque esta novela consta de dos partes completamente diferenciadas que se unen en una única historia.

Por un lado los lectores asistimos al nacimiento de un escritor, ese chico que hace sus pinitos en el mundo literario con algún relato y de repente decide, más bien le empujan, dar el salto a la novela. Ahí está escondido el grito. En esa narración, cuidada, muy cuidada, hay que decirlo, de los principios del autor como escritor. Digo del autor sin saber. Al tuntún, lo reconozco. Porque he querido ver en esta desazón narrada los comienzos del propio escritor. ¿Es El grito de los murciélagos un grito autobiográfico? Así lo he interpretado.

Jesús Carnerero (link a entrevista) nos cuenta un principio difícil, de horas de trabajo duro antes de poder sentarse a escribir. (La literatura no da para comer, me temo). Lleva a lector ante su pantalla y sus hojas en blanco cuando el agobio vence, cuando miras los datos de tus novelas autopublicadas, cuando dudas de que todo ese esfuerzo valga la pena.

Esta parte narrativa es la voz del libro que más me ha gustado. Me gusta a prender de los libros, siempre os lo he dicho. Y de este grito he aprendido que no es oro todo lo que reluce y que es duro no ser un flamante premio planeta pero seguir luchando por lo que más quieres. Los libros. Tus libros.

Carnerero cuida su prosa, se nota que ha leído mucho, y nos deja un estilo clásico. Un libro a la antigua usanza que nos habla de soledad… de mucha soledad. Pero no de una soledad como la entendemos, sino de la soledad del escritor frente al ordenador, cuando tienes que teclear y nada sale de tus dedos. Y nos habla del sufrimiento que invade a la persona cuando eso ocurre. ¿Qué pasa por la cabeza de un narrador que se siente incapaz de narrar?... Eso es “El grito de los murcielagos”

Pero decía al principio de esta reseña que esta novela está (mal) disfrazada de novela negra, porque una parte de novela de genero tiene, sí, pero para mí es la excusa, la historia paralela, un segundo plano que en algún momento toma más protagonismo.

Ahí llega la historia del amigo que te olvida e ignora durante media vida pero vuelve cada vez que lo necesita. Y Victor vuelve, con la desgracia bajo el brazo, a recuperar una amistad que lleva años rota. Ahora es el momento de los celos y las viejas rencillas. Es en este segundo relato el que se vuelve negro. Un chico joven que lo ha tenido todo y todo lo ha perdido. Y ha perdido su dinero, sí, pero también su equilibrio. Y eso complica mucho las cosas, sobre todo para nuestro narrador, que lo único que quería era escribir.
Yo personalmente hubiese divido este libro en dos, hubiese separado las tramas, aunque reconozco que unidas no chirrían.

Sigo leyendo autopublicados y sigo encontrando cosas que valen la pena. Porque no nos equivoquemos, no siempre la editorial da una oportunidad, y no siempre se la da a quién merece.

Creo sinceramente que hay que apoyar a estos autores que se lanzan solos a la aventura, aunque entiendo que no todos lo hacen bien… Si queréis saber lo que siente un escritor indie, leed El grito de los murciélagos.


¿Quieres adquirir un ejmplar de esta novela?----> sigue este link: http://amzn.to/2hFgwHP

0 comentarios: