08 abril 2017



Me falta tiempo
Me falta tiempo para leer todo lo que quiero. Lo reconozco. Echo de menos mis grandes tardes de lectura.
Pero…

Que bien mis lecturas de marzo.
Fijaos: Manuel Vilas, José Saramago, Juan Marse, Celso Castro y  Arundhati Roy.
De ninguna de esas obras diría que son normales…

Y vamos por orden- El recorrido de España en el “lugar” y en el “tiempo” es bastante peculiar. Una no tiene que leer sesudos ensayos para ver, talvez recordar, como han cambiado las cosas. Y con Vilas y su Lou Reed era español (reseña en link) me divertí, pensé, recordé, ecuchñé música, vi mi pueblo de niña, y de adulta. Recorri Zaragoza y volví a mi época de estudiante. Todo en una novela. Poco más puedo pedir.
Le uní la lectura de uno de los autores que más me vencen, Sylvia de Celso Castro (reseña en link). Celso me vence, me puede, me gana en cada novela. ¿En cada novela? Qué digo… En cada página. Cada extraño párrafo de Celso se queda dentro de mí.
Hay que leer a estos dos autores españoles. Hay que hacerles caso, que saben lo que hacen.
Nos vamos a la veteranía de Marsé y su forma de “clavar” las novelas. No sobra ni falta una palabra, ni un gesto. Abre y cierra la historia con cabeza. Y siempre queda la sensación de tener entre manos un gran libro. Es Marsé.
De Saramago poco hay que decir. Un estilo propio, una crítica audaz y un dominio total de la ironía. Saramago puede hacerte pensar mientras te ríes, y puede hacerte sufrir mientras piensas: qué finura…
Y cierro el post con el que para mí ha sido el mejor de Marzo. La segunda lectura de El dios de las pequeñas cosas (reseña en link) (también leí por segunda vez El amante bilingüe, cada vez releo más, me gusta), que me enseñó como con el lenguaje se puede jugar. Eso hace Arundhati Roy, jugar con las palabras para convencer al lector. Imprescindible e impresionante.

Y vosotros, ¿Qué habéis leído en Marzo? 


3 comentarios:

Natàlia dijo...

El de Sylvia me ronda en la cabeza, pero no me termino de decidir.
Un beso ;)

MªJOSÉ LÓPEZ MARTÍNEZ dijo...

Yo he leído una infamia, Las cincuenta sombras, donde me sobraron al menos 60
También leí El primer libro de la Trilogía de Crónicas del alba de J. Sendero, voy por el segundo.
También me dediqué a hacer algún q otro sudoku,
Leí poesía en el facebook, no me impresionó gran cosa.
Leí un libro en francés y otro en ingles.
Y ya como se me quedaron los ojos como a los mochuelos, me leí por último las líneas de las manos, en las q descubrí q el trabajo de mantenimiento si bien me dio de comer me las dejó rasposas, con lo cual, mal futuro me espera.
Dicho lo cual, de postre más de una y más de dos de tus reseñas, y alguna q otra cita.
Marzo no me dio para más.

Rita Piedrafita dijo...

Natalia, Silvia es brutal. Me encanta Celso Castro.
Maria josé, te dije que dejases las sombras, es perder el tiempo. Pero ahora ya lo podemos criticar con motivos jajaja