30 enero 2017

Los viernes en Enrico´s plabras en Cadena

¿Es los viernes en Enrico´s la vida de Jaime y Charlie, la vida de Charlie junto a Jaime? Jaime, que a mí, mientras leo, se me antoja risueña, pizpireta y con un punto de descaro. Charlie, algo mayor que ella y algo más convencional también.
¿Es Los viernes en Enrico´s, (breve apunte, ¿qué tendrá la literatura con los viernes que le gustan tanto?) la historia de sus protagonistas? No, no lo es. O al menos no solo es la historia de amor de esta extraña pareja.

¿Es la novela póstuma de Carpenter un reflejo de la literatura? Sí. Lo es.
Permitidme que os presente a los personajes, que nos van a definir la literatura, o mejor, a los literatos. Stan Winger, Dick Dubonet, Charlie Monet, y Jamie Froward… Con ellos arranca esta historia. Todos ellos sueñan con ser escritores.

Pero cada uno de ellos escribe, vive y ve la literatura a su manera. Y ahí la grandeza de Carpenter… Desde Dick, el admirado, el que todos quieren imitar, el que consigue el éxito con su escritura hasta Charlie, la eterna promesa. Él tiene el don, pero apenas sabe cómo usarlo. Y en medio, Jaime, que siente pasión por la literatura o Stan, un delincuente juvenil acostumbrado a pasar largas temporadas entre rejas que sueña con el éxito fácil de la literatura Pulp.



Don Carpenter, con una prosa deliciosa, (ay, que poquitos la tienen), y un libro que no recae en ningún momento nos hace recapacitar sobre los diferentes puntos de vista sobre la literatura. Y para hacerlo usa a Jaime y a Charlie, una pareja de escritores que luchan por ver su libro publicado en los 50. Utiliza esta pareja como punto de encuentro de autores, editores y guionistas, vidas, fiestas, bares, páginas escritas, páginas tiradas a la basura y fiestas nocturnas.

Deben los lectores enfrentarse a esta novela para entender a los autores. Habrá en el mundo literario mucho “Stan” que crean en la edición barata y una historia sencilla dirigida al gran público, o habrá algún “Charlie” que maneje el lenguaje de manera perfecta pero no consiga escribir nunca la palabra FIN por buscar siempre algo mejor a lo que ya ha escrito. Debemos enfrentarnos a la novela, porque nos grita que hay mil formas de escribir y todas son válidas, y si las mil maneras de escribir son válidas, las mil maneras de leer deben serlo. Sobra casi anotar ahora que deben leer esta obra todos los escritores, consagrados o no, por los mismos motivos.

Don Carpenter nos pone en la piel de diferentes tipos de escritor, buenos, mediocres, malos, engreídos, cultos o de la calle, desmitificando la profesión literaria. Y bajando humos, que, seamos sinceros, falta nos hace.

No sé bien si son los personajes, planteados de manera soberbia, la prosa, ya he dicho antes que era deliciosa, o la propia historia, tan bonita como entretenida… Lo que sí sé es que hay novelas para recomendar una y otra vez y ésta es una de ellas.
Debemos leer Los viernes en Enrico´s. Me resultaría extraño recomendarla y que alguien me dijera que no le ha gustado…


¿Te animas a leerla? Espero que tu respuesta sea SÍ, porque habré sabido contarte que esconde Los viernes en Enrico´s de Don Carpenter. 

0 comentarios: