17 octubre 2016



Félix es de esos autores que una tiene la sensación de que siempre están ahí, hace años. Hay algo en él que me cautiva, no sé bien si es su sonrisa o su forma de expresarse. O tal vez la mezcla de amabas. No lo sé. Solo sé que he leído tres veces esta entrevista antes de publicarla, quizá han sido cuatro. Dice Felix que transmite sus emociones en sus novelas... Te creo, Felix, te creo. Me has transmitido muchas emociones en esta pequeña entrevista. Nos vemos en Sombras de Agua.











*Tu primer libro fue de fotografía, luego 5 novelas. Fotógrafo y escritor. ¿Qué faceta gana en la persona de Felix G. Modroño?  
Nunca trato de elegir, sino de acumular emociones y experiencias. Mi pasión por la fotografía influye, sin duda, en mi manera de escribir. 

*¿Quién es Felix G. Modroño? Defínete.  
Una persona en permanente ebullición. Si tengo que definirme en unas pocas líneas no me queda más remedio que remitirme a mis novelas. En ellas se refleja mucho de lo que soy. 

*Lanzas al mercado tu quinta novela, la tercera del doctor Zúñiga, el 27 de octubre. ¿Trilogía o Saga?  
Cuando empecé mi primera novela no pensé que habría más historias del doctor Zúñiga. Pero le tomé tanto cariño que, después de aparcarle durante ocho años, he vuelto a mi personaje más querido. Espero que los lectores me ayuden a que haya más aventuras y la saga continue. 

*Repasando tu bibliografía vemos novela histórica, thriller y narrativa. ¿Hay algún género en el que te sientas más cómodo? 
No me gusta anclarme en ningún género. Disfruto contando historias en las que trato de transmitir mis emociones para ser honesto con el lector. Sin embargo, no puedo negar que cuido mucho las ambientaciones y puede que este sea un rasgo característico de mi prosa. 

*Con Secretos del Arenal ganaste el Premio Ateneo 2014¿Qué siente un autor cuando el reconocimiento llega en forma de premio?  


Te contaré un secreto. La noche en que me lo comunicaron estaba solo en casa y lloré como un niño. No solo eran lágrimas de felicidad, sino de reconocimiento hacia mí mismo. Solo yo sé lo que he luchado. 

*En ese libro Secretos del Arenal, Silvia, la protagonista, nos cuenta en primera persona la historia. ¿Es difícil como hombre conseguir narrar como mujer? 
Soy observador y me gusta escuchar. He tenido la fortuna de encontrarme con mujeres maravillosas en mi vida. Ellas fueron las que me facilitaron la voz. 

*Vamos con Zúñiga. Tres novelas para un mismo protagonista que transcurren en el siglo XVII. Inevitable preguntarte: ¿Qué significa ese siglo para ti? 

El siglo XVII fue un siglo de transición en el conocimiento. Hasta entonces nadie se cuestionaba a Dios y España estaba dominada por las supersticiones. Me pareció muy interesante crear un personaje escéptico, sumergido en dudas, ligeramente adelantado a su tiempo. Alguien así difícilmente podía encajar en otra época. 

*La contraportada de Sombras de agua casi "obliga" a un viaje a la Venecia del siglo XVII. ¿Es importante una buena sinopsis? 
Las sinopsis tienen doble cara. Es complicado resumir en pocas palabras toda una novela, hacerlo sin desvelar nada y captar la atención del hipotético lector. Yo prefiero adentrarme en la lectura de una novela sin tener dato alguno. Sin embargo, en el mercado literario en el que estamos inmersos es inevitable tratar de facilitar la venta de tu obra. 

*Pregunta obligada: ¿Qué tiene Venecia que a todos, incluso a los que no la hemos pisado, nos enamora? 
Venecia es una ciudad única en el mundo, irrepetible. La mayoría de la gente la visita casi como si fuera un parque temático. Pero detrás de sus laberintos de canales está la historia de uno de los estados más poderosos del mundo durante siglos. Con “Sombras de agua”  se disfruta no solo de la aventura, sino también de la ciudad. Cuando una la visita, queda embriagado por su belleza y por el espíritu que la inunda. 

*Muchas gracias por tu tiempo Félix, ahora solo me queda... Además De sombras de agua, ¿qué otro libro tuyo debemos leer?  
Le tengo un cariño especial a “La ciudad de los ojos grises” por el momento emocional en que la escribí. Es un libro muy evocador que creo que perdurará en el tiempo. 


(Puedes recomendar un libro de otro autor para una entrada que hago de vez en cuando sobre escritores que me recomiendan libros) 
No pienso hacer descubrimientos para que no se me enfaden ninguno de mis amigos escritores. Por eso me remito a “El amor en los tiempos del cólera” del gran Gabo. 





( A veces, con las prisas, una se deja en el tintero una pregunta... Me pasó con Félix. Por suerte, él, puso un post en Facebook respondiendo a la pregunta que nunca hice:
La dedicatoria de “Sombras de agua” es para aquel niño enclenque y miope que se encontraba más cómodo en casa que saliendo a la calle, especialmente en los tiempos en que la pandilla de Javi Ruiz le esperaba para acosarle. Es para aquel niño que llegó en 4º de EGB al Colegio Santa María y pronunció en público erróneamente su primera palabra en inglés ante las risas de sus cincuenta compañeros que lo llevaban estudiando desde hacía tres años. Es para aquel niño que escribió “baticinador” en un dictado. Es para aquel niño que, hasta que no creció, llegaba de los últimos en las carreras. Es para aquel niño que no sabía jugar al fútbol y al que siempre elegían al final a la hora de hacer los equipos. Es para aquel niño que vivía en un quinto piso sin ascensor y que veía los payasos de la tele en blanco y negro. Es para aquel niño que veía pasar avergonzado a las chicas del Colegio del Carmen con sus carpetas pegadas al pecho. Es para aquel niño que presenció un atentado en esos terribles años del plomo. Es para aquel niño que disfrutaba entre montones de libros. Es para aquel niño que nunca renunció a su sueño de ser escritor.)



2 comentarios:

Elisabet Jiménez dijo...

Si que transmite Félix, gracias por acercarnos un poquito a estos maravillosos autores. Encantad

Rita Piedra dijo...

Sí, Eli, es muy íntima, me leí tras veces las respuestas. :)