22 agosto 2016


Agosto es buen momento para leer, y es buen momento para autores indie. Amazon, como cada año, convoca su concurso para aquellos escritores que prefieren, en un momento dado, la autopublicación.
Navarro avanza a caballo entre ambos mundos, Amazon y Ediciones B tienen sus novelas. Escritor y policía o policía y escritor… ¿Qué más da?
Esteban y yo coincidimos mucho en los mundos literarios y es un placer entrevistarle mientras espero el momento de volver a hablar con el de literatura frente a otro café. Gracias Esteban. 


De momento soy más policía que escritor, porque vivo de ser policía.

-¿Eres más policía que escritor o más escritor que policía?
 Creo que las dos cosas, ya que ambas actividades se retroalimentan. De momento soy más policía que escritor, porque vivo de ser policía. Si algún día llego a vivir de la literatura, entonces te diré lo contrario.

 - Escribes policíaca, principalmente. Pero has cambiado a realismo mágico… ¿te sientes más cómodo en algún género?
 Escribo policíaca, sí. Pero no he cambiado al realismo mágico, ya que esa novela es anterior a las otras que he publicado. He sido admirador de Gabo y de Saramago, y en mis inicios quise (torpemente) emularlos. Ángeles de granito pertenece a mi época prepolicial. Y en el futuro me gustaría escribir más novelas de ese estilo.

 -En tus novelas, ¿la ficción supera a la realidad o no siempre?
 Hoy día casi nunca la ficción supera a la realidad. Los que nos desenvolvemos en ambientes policíacos nos damos cuenta de que casi todo es posible. Es más, incluso a veces escribimos de cosas reales a las que hay que rebajar el tono para que sean creíbles.

 -¿Philip Marlowe o Hércules Poirot?
 Los dos, por supuesto, pero cada uno en su momento. Me encanta Poirot, más deductivo y cabal; aunque en la actualidad no tendría cabida. Si a mi comisaría llegara un Poirot, estoy seguro de que todos los agentes, sobre todo los más jóvenes, se reirían de él.

 -Hay escritores que necesitan escribir a mano… ¿Eres de los que escribe con papel y boli?
 Escribo con ordenador, como todos. Pero los apuntes, notas y recuerdos los anoto en un folio en blanco con estilográfica. Soy un enamorado de las estilográficas.

-En tu cabeza está la historia, cuéntame el proceso que sigues para plasmarlo en el papel.
 Se me ocurre la historia. La imagino en mi cabeza. Y cuando comienzo a escribirla nunca se parece a nada de lo que he imaginado. Es como si los personajes no estuvieran conformes con ella y quisieran crear su propia historia, al margen de lo que yo quiero. Por lo general la novela, una vez concluida, difiere diametralmente a lo que pensé de ella en un inicio.

 -¿Qué tienen tus investigadores de ti?
 Poco, o casi nada. Ante todo soy un observador. Y lo que hago es fijarme en mis compañeros de profesión y construir historias extraídas de lo que veo. En lo único que se parece alguno de mis investigadores, como Moisés Guzmán, es en la edad.

 - Y ahora al revés, ¿te gustaría a ti tener algo de tus personajes?
 Para serte franco, sí. Pero no te voy a decir el qué.

 -Imagina un Fahrenheit 451, ¿Qué libro salvarías de la quema?
 Sin dudarlo un instante: “El retrato de Dorian Gray”.

 -¿Qué libro tuyo enviarías al espacio?
 La noche de los peones. ¿Por qué? Supongo que me preguntarás. Porque es el libro más amable que tengo. No me gustaría que si hay vida extraterrestre se lleven una idea equivocada de nosotros. Me los imagino leyendo “La casa de enfrente” y pensando que la raza humana somos todos así. Por eso mejor que lean “La noche de los peones”.

 -Para terminar, ¿Qué eliminarías del mundo, si pudieras?
 La envidia y los envidiosos. No veas lo que jode a los demás el que la tiene.


¿Quieres ver las novelas de Esteban Navarro? (link)   Haz clic en el link y bucea entre sus libros. 



2 comentarios:

Elisabet Jiménez dijo...

Buenos días!! Empezamos fuerte, otro autor para conocer, reconocer y disfrutar. Gracias a los dos y encantada Esteban. ¡¡Bienvenida Rita!!

Rita Piedra dijo...

Regresamos con fuerza y alguna novedad Eli! :)