01 agosto 2016





Suelo elegir 3 libros. Lo sé. Pero este mes de julio he tenido la suerte de leer los libros que merecen estar solos. (Serán ambos reseñados al volver de vacaciones). Y merecen estar solos porque ambos tienen un punto a favor que lo sitúa por encima de los otros libros leídos.
Uno: El azar y viceversa. De Felipe Benítez Reyes… Una biografía que retrata la España de los últimos años a través de un canalla. Y lo hace con un toque de humor que hace sonreír al lector pese a todo.
Dos: La decisión de Sophie. Una obra maestra de esas que piensas que debería obligar a cada ciudadano del mundo a leer para ver el horror de lo que el hombre es capaz de hacer.  

Me quedo con dos. Sí. Solo con dos. 

0 comentarios: