20 junio 2016





Club Dimas, Jerez de la Frontera

Sábado, 22:05 horas

"Las putas se contoneaban de un lado para otro, en biquini o ropa interior, tratando de llamar la atención de la docena de hombres que las devoraban con la mirada desde la barra. Pese a ser sábado, el local no estaba demasiado concurrido y Manuel escogió una mesa situada en un rincón alejado de la entrada desde donde podía contemplar cómo, uno tras otro, los clientes caían en las provocaciones de las chicas y consentían en invitarlas a una ronda.”







Tras una entrevista a Benito Olmo, y para que engañarnos, muchas charlas, decido anticipar la lectura  La maniobra de la Tortuga, una novela policiaca que, evidentemente, tenía ganas de leer. Tenía ganas por la cercanía de Benito, que sí, que sí, lo reconozco, se ha hecho hueco en mi corazoncito lector, pero quería leerlo también porque todo el mundo hablaba de la tortuga, y una, que lleva muchos años circulando por la red, sabe que eso es buena señal.

Y esta novela,  espero de verdad que sea la primera de una saga “Bianquetti” no me defraudó. Ahora me mojo, prestadme atención, creo firmemente que será de los libros más vendidos este verano. Y es que la primera aventura de Manuel Bianquetti tiene todos los ingredientes necesarios para ser devorada.
Partiendo del asesinato de Clara Vidal, Manuel, un policía que algo esconde, decide empezar la investigación por su cuenta y riesgo, y empieza a tirar de los hilos de una historia a priori sencilla.
Pero Benito nos deja un hilo, y otro y otro, de los que tirar. Y así, el asesinato de Clara Vidal se entremezcla con una serie de violaciones hoy por todos olvidadas, y con una historia más breve, contada a pinceladas, porque a veces el escritor no necesita decir más, de Cristina, una chica que huye del maltrato.

Me ha sorprendido Benito Olmo con una novela policiaca de las de toda la vida, sin mil vueltas ni finales sacados de la chistera que tanto me chirrían.

Sin mebargo,os diré lo que sí tiene La maniobra de la tortuga, editada por Suma de letras: una crítica casi susurrada, sin apenas levantar la voz, una ciudad llena de luz que vemos oscurecer poco a poco, un ritmo controlado al principio, que aumenta conforme la trama lo necesita, un detective al que acabas comprendiendo y unos personajes secundarios, buenos y malos, que se hacen hueco entre las líneas. Añádele un lenguaje sencillo pero cuidado y ya tienes una novela policiaca lista para degustar.

Yo la leí con una duda en la mente y una sonrisa en la boca.
Leedla, queridos lectores, leedla. Y luego me contáis que os ha parecido.




¿Quieres leer la entrevista? Haz clic en el link! Enlace a la entrevista de Benito Olmo. 

0 comentarios: