29 abril 2016





Supongamos que digo que mis palabras, estas que están leyendo, son una reseña. Supongamos digo, porque no pienso contar nada del libro que reseño. No  voy a contar de qué trata, esta vez no. Ni voy a hablar de su protagonista, ni de la época. No voy a relatar si la prosa es fluida o la estructura perfecta.

Supongamos que decido reseñar “Johnny empuñó su fusil” Si decidiese eso tendría que desvelar algo que no quiero, tendría que hablar de la trama de la novela. Me niego en redondo. No. No. No.
Mi reseña para esta obra de es: Debes leerla. Tú, y tú y tú. Y todo el mundo debe leer a Trumbo.
Sus palabras fueron: “Nunca has leído nada igual”. Y en mí se instala ese escepticismo de: “Ajá, expectativas a superar”.
Yo, con lo que llevo leído. Con mi amor eterno a Pedro Parámo y ese payaso que colecciona momentos.
Yo, con lo que llevo leído, nunca había leído nada igual. Ni creo que lo lea, lectores míos, ni creo que lo lea.

Y es que Johnny empuñó su fusil es una historia de las que te descuartiza por dentro. Una novela construida a base de recuerdos que atrapan al lector desde el principio. Es pura  sensación. No sé describir lo que sentí al leer el libro. ¿Rabia? Supongo que sí. ¿Desazón? Claro, sin duda. ¿Dolor? No lo sé. Sentí todo y nada a la vez. Me sentía llena y vacía al mismo tiempo con su lectura. Me sentí rota. Tan rota por dentro que lloré.

Hacía tanto que no lloraba con un libro.
Y aun así, Joe consiguió arrancarme sonrisas. Y en cada sonrisa pensé que él llevaba razón. Nunca había leído nada igual… Ni creo, sinceramente, que jamás lo lea. 

5 comentarios:

Libros Eris dijo...

Yo tampoco creo que lea nada igual... Qué bonita reseña, Rita. Besosssssss

Rita Piedra dijo...

Gracias Eris. :******
Así da gusto reseñar :)

Abracalibro dijo...

¡Hola!
Me apetecía leerlo pero no sé cuándo podré hacerlo.
Magnífica reseña.
¡Nos leemos! :-)

Rita Piedra dijo...

Gracias! A mi me ha impresionado. No dejes de leerlo :)

Rita Piedra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.