14 septiembre 2015

                                                 

He tenido en mis manos dos copias de Cosecha Roja. No me convencía la traducción de la primera y busqué una segunda opción, entre nosotros, era demasiado "moderna" para una obra de 1929. 
En una librería de segundamano, a precio de risa, compré el ejemplar de la colección de El País SERIE NEGRA. 
No hay color entre una traducción y otra. La segunda adquisición refleja más la intención de autor... Y para muestra un botón... Bueno, dos.

La frase en negrita corresponde a la traducción, a mi gusto, más acertada. 
Pero siempre surge la pregunta:¿debe el traductor traspasar la línea a la hora de realizar su trabajo? 
En este caso, la novela pierde casi todo su valor...


"- Una mujercita pecadora, por así decirlo, una zorra de altos vuelos, una tragaperras de primera categoría."

 "-Una ovejita descarriada, como se dice, una tusona de lujo, una sacacuartos de campeonato de primera división."
________________________________________________________________________________

"Ella se dio la vuelta y le golpeó el abdomen con el puño del otro brazo. Fue un puñetazo con todas las de la ley, como el de un hombre. “El rubio tuvo que soltarla y retroceder.”

"Ella se volvió hacia él y le hundió el puño lubre en el abdomen. Fue un puñetazo digno de respeto, digno de un hombre. Obligó al rubio a soltar el brazo y retroceder un par de pasos. " 

0 comentarios: