25 marzo 2015





MALDITA NOSTALGIA DE JUAN LUIS MARÍN.
Tras 7 años sin pisar La Capital, Ángel decide regresar. El dolor le hizo huir  y el dolor le hace regresar…Si es que alguien puede sentir dolor por la muerte de un hermano  que ha sido un auténtico malnacido.  
Esta breve sinopsis me sirve para empezar a reseñar la nueva novela negra de Juan Luis Marín, quien, partiendo de la historia de la familia de Ángel, nos introduce de nuevo en la parte más sucia de La Capital, en sus bajos fondos, en su infierno moral, codicioso, y degradado.
No se basa la narración en la investigación del crimen, ¡qué bien entiende Juan Luis el término novela negra!, ni en  el propio asesinato; todo esto en Maldita nostalgia sale casi de refilón. Lo que nos relata el autor es el daño, la maldad, la tortura, la ambición, esa parte más negativa del ser humano. Nos hace naufragar en lo peor nuestra sociedad y nos cala hasta los huesos.
Vuelve a usar Marín un estilo directo y contundente, enviando las palabras directamente al estómago, a la cabeza y al corazón. Las envía con tanta fuerza que el resultado es una novela dura, difícil de digerir. Tanto que a ratos tienes que parar a coger aire. Entonces respiras y piensas: Dios mío, ¿es necesario?  Sí, es necesario. Es absolutamente necesario pues la literatura también está para abrirte los ojos para descubrir que toda esa ficción que el novelista nos narra no es ficción, sino realidad.
Una prosa perfecta, de frases cortas, tajantes y concluyentes unida  a unos personajes perfectamente trazados, con una descripción breve pero definitoria de cada uno de ellos, hasta de ese taxista que estaba de paso en la escena hacen de Maldita nostalgia un libro imprescindible si amas la novela negra, incluso si no la amas.
FRAGMENTO DE MALDITA NOSTALGIA
Como si nunca hubiera existido.
Allá donde voy causo DOLOR.
Lo quiera o no.
Esa es mi misión.

Y aun hoy, sigo sin saber la razón.





0 comentarios: