21 noviembre 2014


              

“Habían asimilado el pasado que tuvieron ante sí: en sus piedras sin vida, en el cobre, la madera, el hierro, en todas partes habían quedado atrapados discursos y sombras de las gentes que en un tiempo vivieron allí. Por eso enmudecemos en los edificios antiguos: irradian energías, sentimos su pasado, agazapados en uno u otro de sus rincones.”

Tengo ese pequeño vicio de encontrar una frase que me llame la atención y empezar a desear leer el libro que la contiene. Esta frase la encontré, sino ésta una parte de ella, en la agenda literaria. A pie de cita el autor,  Serguéi R. Mintslov (1870-1933) y el título del relato: "El misterio de las paredes, escrito en 1906". 

Investigando por la red llego a este libro, que contiene 4 relatos de ciencia ficción rusa. 

El misterio de las paredes es un relato corto, cumplimos premisa "lo bueno si breve...", que nos narra la historia de un arqueólogo y un inventor, ojo, escrito en 1906, cuyo invento consiste en unos auriculares con los que escuchar lo que las paredes guardan, palabras y sombras de la gente que habitó esas casas.

¿Por qué sorprende? Porque es un relato que en apenas 30 páginas te describe la situación tan bien que ves personajes, habitaciones perfectamente decoradas, colores, matices, rostros, sentimientos y casi hueles un ligero perfume a dama. 
A un libro le pido sensaciones, principalmente sensaciones, y Mintslov me las da en un relato de 20 minutos. 

Sólo he leído este relato, pero estoy convencida que es una buena selección de Alba editorial, así que leeré los tres restantes. 

0 comentarios: