03 septiembre 2014



He acabado un libro y ahora lo echo de menos. 
Es la segunda vez que me pasa en poco tiempo.
Es la segunda vez con el mismo autor. 
En Yo serví al rey de Inglaterra todo es acertado, hasta el título.
Hrabal es sin duda un gran autor, tan grande, que no me atrevo a reseñarlo. 
Simplemente me atrevo a recomendarlo. 

Fragmento

… En realidad más que un camarero me sentía aquí como el espectador de una representación teatral o de una triste película de amor… y descubrí una nueva dimensión de las relaciones humanas, la calidad del silencio, el silencio que llenaba la última hora, el último cuarto de hora, los últimos cinco minutos antes de que llegara el coche militar, y dos persona se levantaban en silencio, se miraban largamente, suspiraban, se besaban por última vez … y después el oficial subía al coche, se sentaba, el coche ascendía por la pendientes, el pañuelo se agitaba por última vez, y nada más… 




0 comentarios: