16 septiembre 2014

                     



De "el hombre que quiso matarme" me atrajo la personalidad de sus personajes. Una novela negra deliciosa, psicológica, ligera...Una buena opción para comenzar con literatura japonesa.

“Una vez, Yoshio calculó la diferencia entre la JR y la Nishitetsu. Si dieciséis minutos costaban 720 yenes, se preguntó cuál era el precio aproximado de una vida humana de unos setenta años. Introdujo los números en la calculadora y al principio, al ver la suma total, pensó que había cometido un error de cálculo. El resultado que había obtenido alcanzaba los 1.600 millones. Desconcertado, repitió la operación y le salió la misma cifra. Una vida humana costaba 1.600 millones de yenes. Su vida costaba ese dinero”

“Hasta entonces ni siquiera sabía lo que era la soledad. Pero desde aquella noche no podía evitar sentirse muy solo. «Puede que la soledad sea el deseo desesperado de que alguien te escuche», pensó Yuichi. Sentía una necesidad desconocida de hablarle de sí mismo a otra persona. Quería conocer a alguien con quien pudiera hablar.”

“No le daba miedo estar con un asesino. Lejos de pensar que había conocido a un asesino, le parecía más bien que alguien a quien ya conocía había cometido un asesinato. Aunque lo hubiera hecho antes de conocerla, Mitsuyo se sentía frustrada, como si hubiera podido hacer algo para impedirlo.”

Yoshida, Shuichi. “El Hombre Que Quiso Matarme.” 

0 comentarios: