04 abril 2014








INVIERNO HUMANO-KIKO LABIANO.
La historia de esta reseña comenzó el día que a un tal Kiko, totalmente desconocido para mí, se le ocurrió preguntarme si me importaría leer  su primera novela, aun sin publicar. Acepté la propuesta y acerté.
¿Cuánto vale una vida humana?... ¿Cuánto vale?  Nos  lleva Kiko a un futuro en el que la tierra se encuentra sumida en un invierno continuo,  y ahí la vida, no vale nada. Sus letras hacen que el frio cale los huesos, que la nieve moleste y la ausencia de luz te resulte incomoda.
El joven Mika, casi un niño, es el encargado de trasportarnos a través de las páginas de una novela distópica, donde los valores humanos se han perdido definitivamente,  encontrándonos con una organización social más similar al mundo primitivo que al actual. Se trata de supervivencia en condiciones extremas, duras hasta tal punto que hasta matar es socialmente aceptable, hasta aplaudido en muchas ocasiones.
Labiano es capaz de narrar un escenario que se te antoja pequeño, habitado por personajes rudos, interesados únicamente en salvar su propio pellejo, quitando todo valor a nuestra existencia. ¿Es el hambre y las situaciones límites las causantes de dicho comportamiento? ¿Hasta qué punto es aceptable actuar así? No nos cuenta el narrador como llegamos nosotros, los humanos, a esa situación, pero puedes intuir, avanzando en la lectura, las causas.
Desarrolla sus personajes poco a poco, a medida que desmenuza la historia, haciendo que los quieras o los odies, que los llegues a comprender, incluso que los justifiques. Lo mismo hace con el escenario, no entras en el frío bosque de golpe, vas paseando entre sus palabras hasta situarte. Y acabas caminado en círculos, buscando las pistas que deliberadamente te deja.
Si un libro consigue arrancarme exclamaciones durante la lectura, me atrapa. Y eso hizo Invierno humano, atraparme hasta tal punto que al concluir le dije: Tenemos que verla en papel… Y no me equivoqué, de la mano de Triskel ediciones, está ya en las estanterías de las librerías, y desde ayer, en la mía.


FRAGMENTO INVIERNO HUMANO
“Siempre había presumido de ser un gran tirador. Desde pequeño había demostrado una habilidad innata, pero acertar a un objetivo en movimiento, aunque fuera del tamaño de aquel crío, no era fácil; y más si movía en medio de un mar de troncos y ramas. Verificó la mirilla, en busca de una excusa para su error, pero no encontró nada. Estaba como debía estar.”




Sinopsis:
¿Cuánto vale la vida humana? ¿Matarías por un trozo de carne? ¿Y por salvar a tus seres más queridos?
En un mundo devastado por el hambre, solo, y rodeado de un bosque milenario, el joven Myka tratará de sobrevivir mientras piensa en cómo recuperar a su familia cautiva.
Un torrente de sucesos le llevará a descubrir que en la vida ya no hay sitio para la bondad y que los límites de lo humano desaparecen cuando la propia supervivencia está en juego.



1 comentarios:

Kiko dijo...

Sólo puedo decir "gracias" de todo corazón. Me hace especial ilusión esta reseña (más aún sabiendo la exigencia de tus lecturas), que ha sido la primera y ojalá no seá la última.