09 abril 2014


Cuadro: La masacre de los inocentes de Pieter Brueghel.
Texto: Una soledad demasiado ruidosa de Bohumil Hrabal.

“En el silencio de la noche, cuando los sentidos reposan calmados, habla un espíritu inmortal en un lenguaje difícil de designar, compuesto de conceptos, que es posible comprender pero imposible describir... Estas frases me afectaron de tal manera que me fui corriendo a sacar la cabeza al patio abierto para mirar el fragmento de cielo estrellado y sólo después continué cargando el papel asqueroso a la prensa con una horca, un papel lleno de familias de ratitas envueltas en una especie de algodón, de telaraña; de hecho los que trabajan con papel viejo no son humanos, de la misma manera que tampoco lo es el cielo, yo ya sé que alguien lo tiene que hacer, pero en el fondo mi trabajo se reduce a una matanza de inocentes, tal como la pintó Pieter Brueghel”


2 comentarios:

S.M. dijo...

Hola, que ya que estoy y hablando del tema, te mando un enlace a un pequeño relato que escribí una vez centrado en un cuadro:
http://misojosentusojos.blogspot.com.es/2011/03/obsesion-concurso-de-relatos-bubok-lii.html

Rita Piedra dijo...

Esta noche lo leo, Santiago, gracias por compartir.