12 enero 2014


Recomendación: imprescindible. 


“Cuando el sol se ocultó tras las buhardillas, la animación de Clifford fue apagándose. Miró vaga y sombríamente, como si echara de menos algo precioso, y con tanto mayor dolor cuanto que no sabía exactamente lo que era.
—¡Quiero mi felicidad! —murmuró finalmente—. He estado largos años esperándola y ahora... ¡ahora es demasiado tarde! ¡Sí, demasiado tarde! ¡Pobre Clifford! Eres viejo y estás abatido por penas que jamás debieron caer sobre ti. Eres un ser fantástico y también imbécil, las ruinas de un hombre, un fracasado, como lo es casi todo el mundo, aunque unos en menor grado que otros.”


“Volvamos la vista donde quiera que sea y nos encontraremos con el rostro lívido de un muerto que nos hiela el corazón.”



Pasajse de: Hawthorne, Nathaniel. “La Casa De Los Siete Tejados.” 


Next
Entrada más reciente
Previous
This is the last post.

0 comentarios: